QUISTE DERMOIDE EN LA REGIÓN AURICULOTEMPORAL

Dr. Prof. Juan Debas*;  Dr. Aldo Yanco**; Dr. Manuel Luna***; Dra. Vanina Presta****;  Dr. Pablo Cesca****.

 


Resumen                                   


Los quistes dermoides son lesiones congénitas, cuya localización en la región auriculatemporal es infrecuente. Los mismos podrían resultar de la inclusión durante la fusión del primer arco branquial. Se presenta el caso de una paciente de 31 años con un quiste dermoide en región auriculo-temporal y se realiza una revisión de la literatura.


Summary

Dermoid cysts are congenital lesions, they are uncommon in the auriculotemporal area. They might result from inclusion at the time of first-branchial-arch fusion. We report a dermoid cysts on the auriculotemporal area in a 31 year old woman and review the literature.          


Introducción

El término teratoma fue acuñado del vocablo griego Teratón, que significa mounstruo, reflejando así una falta de organización en las diferentes capas embrionarias para  seguir un acorde desarrollo.

La incidencia de teratomas es de 1:4000 recién nacidos vivos, pero debemos destacar que los teratomas de cabeza y cuello son tumores infrecuentes y constituyen rarezas anatomopatológicas. Estadísticamente solo entre el 2 y el 10%  de los casos tienen la mencionada localización de acuerdo a las estadísticas publicadas. Son por lo tanto una angosta lista en la publicación mundial.(1)

A modo de introducción, y para lograr una modesta ubicación en el tema, se confeccionó la siguiente reseña anatomopatológica.

La denominación teratoma comprende un grupo de tumores complejos que poseen diversos componentes celulares u organoides, reminiscencias de los derivados normales de más de una capa germinativa (ectodermo, endodermo y mesodermo)(2). Se considera que derivan

de un resto primitivo ectópico que se ha segregado por errores de fusión.(4)

Se encuentran compuestos por tejidos derivados de las distintas capas germinales (ectodermo, mesodermo y

endodermo). Los tejidos comúnmente  hallados son : piel, anexos  y tejido nervioso como representante de la hoja ectodérmica. Hueso, cartílago y músculo como derivados mesodérmicos. Epitelio respiratorio, bronquios, glándulas salivales, tejido gastrointestinal, y tiroides como expresión final de la diferenciación

endodermal. Los mismos pueden encontrarse en distintas combinaciones, pero no necesariamente deben estar involucradas las tres capas embrionarias en la conformación tumoral.

Los teratomas se clasifican en dermoides, teratoides y epignáticos(4). El quiste dermoide, solo contiene elementos ectodermicos y mesodermicos(1) pobremente diferenciados, cubierto de piel y anexos epidérmicos.

Así es como el término quiste dermoide (ecto y mesodermo) puede ser englobado en la denominación general de teratoma.

Macroscópicamente pueden dividirse en quísticos, sólidos y fetiformes.

Microscópicamente pueden clasificarse como sigue a continuación :

Benignos : contienen solamente elementos maduros (grado 0-G0).

Inmaduros :  G1 – presencia de tejido embrionario inmaduro visible en un campo (objetivo 4x y ocular 10x).

                         G2 - > 1 pero < 4 campos de focos de tejido inmaduro.

Malignos :      G3 > 4 campos de focos de tejido inmaduro con presencia de mitosis y atipía celular.

Como corolario final diremos que en cabeza y cuello, suelen  ser tumores sólidos, en orden de frecuencia (bi>tri> monodérmicos).

Pueden aparecer a cualquier edad, desde la infancia a la edad adulta. De hecho los teratomas son uno de los tumores más frecuentes en lactante(2) y las niñas son seis veces más afectadas que los varones.

Su descubrimiento es más común en menores de 3 años y en casi su totalidad para el sexo femenino.(6,7,8,9,10,11)

 


 

 

Caso clínico

Paciente de sexo femenino de 31 años, quien consulta a nuestro servicio por una lesión tumoral en región supraauricular derecha 13 años de evolución, lesión que en los últimos 8 meses desarrolló un crecimiento importante motivo por el cual consultó. Al examen físico se observaba una masa supraauricular derecha, cubierta parcialmente por el pabellón auricular. Masa de aproximadamente 7 por 5 cm de  diámetro de bordes regulares, consistencia elástica, móvil, no dolorosa, sin compromiso cutáneo. El examen otomicroscópico del oído mostraba un conducto auditivo externo y una membrana timpánica de aspecto normal, así como el resto del examen otorrinolaringológico.

La TC de ambos peñascos, informó la presencia de una imagen redondeada de muy baja densidad, mostrando las características de un lipoma. El oído externo, medio e interno en ambos lados no muestra lesiones (Fig. 1 y 2).

 

Fig. 1. Corte coronal tomagráfico de peñasco de la paciente mostrando una imagen redondeada hipodensa en la región aurículotemporal. Fig. 2. Corte axial tomográfico de peñasco de la misma paciente, mostrando imagen de iguales características

Fig. 3 . Pieza quirúrgica abierta, mostrando pelos y escamas epiteliales.

  Bajo anestesia local se llevó a cabo la exéresis quirúrgica de la lesión. Durante el procedimiento, se halló una masa quística de coloración azulada adherida fuertemente a la fascia temporal, sin compromiso óseo. El quiste contenía un fluido mucoso, citrino, con pelos y escamas epiteliales (Fig. 3). El examen histológico de la lesión confirmó que la misma se trataba de un quiste dermoide.

 

Discusión :

 

Los quistes dermoides son tumores subcutáneos formados por un epitelio escamoso estratificado que contienen una variedad de anexos cutáneos tales como folículos pilosos, glándulas sebáceas y sudoríparas. Presentes desde el nacimiento, los quistes dermoides son usualmente asintomáticos y de lento crecimento como quistes solitarios o masas semisólidas(5).

Estos tumores son mas comunes en las gónadas, región sacrococcigea, mediastino y en la región de la glándula pineal(3). La mayoría ocurren en los ovarios y como hemos visto , menos del 10% ocurren en la región de la cabeza y el cuello. Cuando ello ocurre, el 80% se localizan en la órbita, periórbita y región nasal, y un pequeño porcentaje en la línea media(5) , pudiendo ocurrir en la zona del cuello y envolver la glándula tiroides, otras localizaciones pueden incluir la trompa de Eustaquio y oído medio(3). La malignización, observada en el 20’% de los casos, esta determinada por la inmadurez de los elementos celulares, siendo mas común en los adultos.(1)

              


Conclusiones:

Los quistes dermoides de la región auricular son sumamente raros. Han sido reportados solo cinco casos de quistes dermoides auriculares en la literatura japonesa. Todos ellos ocurridos en el polo superior de la oreja, e Ikeda ha postulado que ello podría resultar de la inclusión en el tiempo de la fusión del primer arco branquial. Existen solo tres casos  publicados en la literatura consultada de quiste dermoide a nivel auriculotemporal, en el pliegue posterior de la aurícula.

Los quistes dermoides deben ser considerados dentro del diagnóstico diferencial  de la masas de cabeza y cuello que se manifiestan desde el nacimiento o la infancia y el tratamiento de elección es la cirugía.

Bibliografía :

 

1.- Navarro Cunchillos M, Bonachera MD, Navarro Cunchillos M, Cassinello E, Ramos Lizana J, Ona Esteban J, Middle  ear teratoma in a newborn. The Journal of Laryngology and Otology. Sep. 1996, Vol. 110(9), pp. 875-877.

2.-Robins S., Cotran R., Kumar V. Patología estructural y funcional. 4ta edición Vol. II. Pág. 144-251; 1222-1224.

3.-Samper A, Ruiz de Erenchun, Yeste L, Bazan A. Dermoid cyst on the auriculotemporal area. Plast Reconstr Surg 2000 Sep: Vol. 106(4):947-8.

4.-Paparella–Shumrick. Otorrinolaringología . Editorial Médica Panamericana. 2da Edición. Pág. 481,2084,2308.

5.-Meagher PJ, Morrison WA. An unusual presentation of bilateral prominent ears. British Journal of plastic Surgery 2001 Jun; 54(4):366-7.

6.-Roncaroli F. y col. Mature teratoma of middle ear. Otol-Neurotol 2001 Jan; 22(1):76-80.

7.-Benlyazida y Col. Teratoma of the rinopharynx and tha infratemporal fossa in neonates (3 cases). Ann Otolaryngol Chir

Cervivofac 2001 Feb; 118(1):54-60.

 8.-Jordan J. Teratoma in the middle ear and throat of an infant. Otolaryngol Pol 2000; 54(5):599-602.

9.-Morisseau-Durand MP. Teratoma of middle ear. Ann Otolaryngol Chir Cervicofac. 1996; 113(6):362-6.

10.-Parnes LS. Teratoma of the middle ear. J Otolaryngol  1995 Jun; 24(3):165-7.

11.-Forrest AW. A middle ear teratoma causing acute airway obstruction. Int J Pediat Otorhinolaryngol 1993 Jan; 25(1-3):183-9.

12.-Bauer DJ, Diwan R, Honig BF, Yokel B. Large asymptomatic mass on the ear: dermoid cyst of the auricle. Arch Dermatol 1994; 130: 913-14, 916-17.

Carranza 2380 - Ciudad de Buenos Aires - Teléfono 4793-6976 - email info@cluborl.org.ar